POR UN PERÚ DIGNO Y SIN CORRUPCIÓN

1) En camino al bicentenario republicano (2021) y la consolidación de la independencia hispanoamericana (2024), es fundamental pasar de la justificada indignación ciudadana a la acción basada en propuestas, a fin de superar la grave crisis institucional y moral de nuestro país que es estructural y no coyuntural; abarca al conjunto de los poderes públicos y no a unas cuentas personas; donde el ejercicio del poder se ha desnaturalizado, imperando el “toma y daca”, sustituyendo el servicio al ciudadano y el bien común por intereses particulares.

2) El Estado está en mal estado; el denominado “Estado de derecho” no protege los derechos de la ciudadanía y se subordina al poder del dinero y el narcotráfico. El esfuerzo de profesionales y servidores públicos en general no es valorado y la supuesta meritocracia ha dado pase a la amoral afirmación del juez César Hinostroza: “No entran los mejores, entran los mejores amigos”, cuestión que rechazamos.

3) La corrupción, tal como sucedió con el caso Odebrecht-Lavajato, es puesta otra vez al desnudo: en el Consejo Nacional de la Magistratura (CNM), Poder Judicial, Congreso de la República, Gabinete Ministerial y el empresariado; acentuando la honda crisis.

4) Ante esta situación:
1. Necesitamos reformar el Estado de raíz consensuando una nueva Carta Magna que recoja e integre las reformas constitucionales políticas-sociales-económicas que el Perú requiere y anhela en cuanto a justicia social y ambiental, libertad, trabajo, soberanía, democracia, descentralización y lucha anticorrupción.

2. Presentaremos tres iniciativas legislativas: para que el Acuerdo Nacional sea vinculante considerando que las políticas de Estado de largo plazo; la reforma política electoral a fin de calificar la representación que surja del voto ciudadano y garantizar que sea honesta y honrada, y se renueve y democratice el sistema de partidos; y la propuesta de Ley marco institucional y deontológica de los Colegios Profesionales.

3. En este marco, llevar a cabo una reforma integral del sistema de administración de justicia (CNM-Poder Judicial-Ministerio Público), basado en un enfoque ciudadano y humano pues es en esencia un proceso social y cultural y no jurídico; debe mantenerse la participación de la sociedad civil, incluyendo los profesionales, corrigiendo los errores, sustentada en dos pilares: la capacidad técnico-profesional; y, en especial la ética, exigiendo una trayectoria limpia e intachable a los postulantes. En esta mira bienvenidos los aportes de la Comisión nombrada por el Presidente Vizcarra.

4. En lo inmediato exigimos la renuncia de todos los miembros del CNM, a más tardar el 19 de julio. Si no lo hacen, en la Legislatura Extraordinaria que está convocando el Presidente de la República (Art. 118, Inc. 6 de la Constitución) debe plantearse la remoción de todos los del CNM (Art. 157) como una cuestión de confianza a través del Primer Ministro (Art. 153); si el Parlamento no apoya, estaría censurando al Gabinete Ministerial y, si fuere así, el Jefe de Estado está facultado para disolver el Congreso de la República (Art. 134).

5. Ratificamos la vigencia de la libertad de expresión, del secreto profesional periodístico y la protección de las fuentes, debiendo destituirse al Fiscal Víctor Rodríguez por amedrentar a Gustavo Gorriti e IDL-Reporteros, y a Rosana Cueva y Panorama.

6. Urge actuar con energía y celeridad, adoptando las medidas correspondientes, tal como sucedió con el expresidente de la Corte Superior del Callao, Walter Ríos, actualmente preso.

7. No puede haber soluciones parche en el CNM, por lo que los accesitarios no deben incorporarse, invocando a la Junta de Decanos de los Colegios de Abogados y a las otras instituciones con representación en aquél, que asuman una posición similar.

8. En los casos que compete, cada Colegio Profesional deberá abrir de inmediato un proceso disciplinario a aquel directivo o miembro de la Orden involucrado en las denuncias públicas de los últimos días. Proceso que podría culminar en expulsión y, por lo tanto, el retiro de la colegiatura.

5) Solicitamos la realización de una reunión urgente con el Presidente de la República para dialogar y contribuir a la construcción de una salida democrática e institucional que priorice la lucha firme contra la corrupción.

6) Hacemos nuestra la gran reflexión del historiador Jorge Basadre, quien exhorta a luchar “contra la plaga del Perú de las últimas décadas: el empequeñecimiento espiritual”, texto escrito en 1941 que mantiene su vigencia.

7) Convocamos a los profesionales del Perú a participar en la Marcha ciudadana del jueves 19 de julio a las 5.30 p.m. en la Plaza San Martín en torno al lema ¡No a la corrupción, sí a la dignidad!, conformando un amplio escalón organizado.

Lima, 17 de julio de 2018

Roberto Rodríguez Rabanal (Decano Presidente, Sociólogos); Saby Mauricio (Vicepresidente, Nutricionistas)
Alex Paredes (Secretario, Profesores); Pedro Carrillo (Tesorero, Biólogos); Fred Goytendía (Vocal, Antropólogos); Pastdecanos presidentes: Carlos Herrera Descalzi, Ana María Arenas, Julio Castro Gómez, Miguel Ramos Carrillo, Leoncio Flores Konja; Decanos de Arqueólogos, Arquitectos, Bibliotecólogos, Contadores, Enfermeros, Estadísticos, Físicos, Geógrafos, Ingenieros, Licenciados en Relaciones Industriales y Licenciados en Gestión de Recursos Humanos, Licenciados en Turismo, Médico, Médico Veterinario, Notarios, Obstetras, Odontológico, Oficiales de Marina Mercante, Periodistas, Químico, Químico Farmacéutico, Tecnólogo Médico, Traductores.

 

consejo nacional